Megamente


Ésta es una de esas películas en las que llegas al cine sin mucha expectativa, quizá con la idea de que verás una película entretenida, te reirás con dos o tres gags y saldrás con una sonrisa pero hasta ahí. Sin embargo, lo ambicioso de esta producción fue algo que superó mis expectativas.

En un principio tienes que saber que en la producción estuvo involucrado Ben Stiller, que no se escatimaron esfuerzos para reunir un elenco de altura (Will Ferrell, Tyna Fey, Brad Pitt) y que el soundtrack es para ser disfrutado por aquellos que rebasan los 20 años (AC/DC, Ozzy Osbourne, Guns ‘n Roses, Michael Jackson, entre otros).

La historia va más allá de un villano redimido, cuando se da cuenta que el mal nunca vencerá, sino que toca fibras sensibles dentro de cada uno de los roles de una película clásica de superhéroes. Por un lado, el superhéroe (Metro Man) que ya no quiere serlo pero que no puede renuncia; un villano (Megamente) que ha triunfado, pero se ha quedado sin motivo para seguir y un prospecto de superhéroe (Titán), quién no estaba preparado para tomar esa responsabilidad y termina rompiendo el “código de conducta” esperado para alguien de su especie. De ahí se va desarrollando poco a poco la trama de manera inteligente, detallando poco a poco las motivaciones de cada uno de los personajes, sustentando el guión con ayuda de diversas corrientes filosóficas (Yin-Yang) y haciendo alusión a todo aquello que se toma por un hecho cuando se habla de un superhéroe, sin embargo, los guionistas se hacen 3 preguntas básicas para desarrollar el accionar de cada uno de los personajes ¿Por qué tengo que hacer algo que ya me aburrió? ¿Qué hago ahora que triunfe sobre el bien? ¿Por qué utilizar mis superpoderes para hacer el bien?

El guión podría decirse que es una joya, de no ser por el final tan endeble que desmerece de manera significativa y que terminaría poniendo este filme quizá a la altura de Los Increíbles, en vez de eso, optan por un final cómodo pero poco satisfactorio. Las referencias a la cultura pop van desde el mencionado soundtrack hasta alegorías a El Padrino, manejándose de buena manera para goce de aquellos conocedores.

La animación es buena, las voces en español están bastante bien y es una buena opción para ir al cine en familia. Si pueden véanla en 3D.

De calificación le doy un 8, pudo haber sido mejor de no haber sido por el final tan clicheresco.

Acerca de naufig

Blogger y músico de tiempo completo, egolatra de profesión
Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Megamente

  1. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

  2. Manguito dijo:

    Pues jamás lo sabre porque no he ido a verla y no creo verla. Whatever, tu post OSOM as usual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s