Aprender a ganar


Tengo muy buenos recuerdos del mundial de Francia ’98. El equipo mexicano que asistió aquella justa para mí ha sido uno de los mejores de la historia. Jorge Campos en la portería, Francisco Palencia, “El cabrito” Arellano, Luis Hernández y Cuauhtémoc Blanco en la delantera, son algunos de los nombres que gratamente recuerdo. Era un Tri que nos permitía soñar (principalmente porque yo era un chamaco de 12 años al que dormían fácilmente), que jugaba bien y que nos prometía ir más allá de lo que cualquier equipo mexicano hubiera llegado. Sin embargo, todo cambió cuando llegó a octavos de final y la historia de siempre se repitió.

A pesar de aquel golazo de Luis Hernández. México al final no supo conservar la ventaja y terminó cayendo 2-1 ante Alemania. El juego que dio la selección mexicana fue increíble, pero los alemanes sabían algo que nosotros no: ganar. El viejo adagio “Jugaron como nunca, perdieron como siempre se volvía a cumplir.

Hace unos días, previo al partido que la selección sub-20 sostuvo contra Colombia, me encontraba bastante escéptico acerca del futuro del equipo. No habían convencido mucho en la primera ronda y sufrieron más de lo que debían en el partido contra Camerún. Todos los analistas y expertos afirmaban que este equipo jugaba por debajo de lo que en verdad podía dar. Nadie se atrevía a señalar a México como favorito para avanzar a las semifinales y yo tampoco.

El partido comenzó y todo apuntaba a que los cafetaleros se alzarían con la victoria, hasta que un error defensivo le dio la ventaja a los mexicanos. En este punto y sentía un sabor agridulce por la victoria parcial que estaba presenciando. Por un lado me sentía contento con la victoria que se estaba cocinando para el tri, pero por otro sabía que esa anotación había llegado más por conducto del azar que del buen accionar mexicano.

El tiempo se fue consumiendo en el reloj y el empate colombiano llegó. En ese momento creí que no habría reacción por parte del Tri sub-20, sin embargo se sobrepusieron al golpe anímico y se llevaron la victoria con dos goles de buena manufactura. Me alegró ver como el equipo mexicano obtuvo el pase a semifinales. Sin embargo seguía con ese sabor amargo, pensando que quizá esta victoria se dio más por suerte que por capacidad y que en la siguiente ronda al enfrentar a Brasil o España —hoy todos sabemos  que es Brasil— iban a necesitar algo más que eso para salir avantes.

Esta selección no ha jugado bien, ha convencido a casi nadie, son pocos los goles que han anotado. Es cierto que hay talento, pero este no se ha notado en una ronda preliminar irregular, un partido de octavos ganado con el cuchillo entre los dientes y unos cuartos de final en donde los colombianos pudieron haber acabado con el equipo mexicano, pero la contundencia no estuvo de su lado. Después de mucho reflexionar me di cuenta que este equipo había roto un viejo estigma. No han jugado bien, pero han ganado y al final en una competencia deportiva eso es lo que importa.

¿Cuántas veces nos hemos quejamos del estilo defensivo de los italianos o del futbol tan frío de los alemanes? Pero hay algo que ellos han hecho y nosotros no y es ¡ganar! A lo largo de su historia, muchas veces México ha mostrado mejor futbol que sus rivales y sin embargo a la hora de la verdad termina perdiendo, dejando a todos sus aficionados perplejos ante la incredulidad de ver un equipo mexicano superior pero que no sabe sentenciar a sus rivales.

Desde mi punto de vista, la consigna que tienen los dirigidos por Juan Carlos Chávez para este miércoles no es mejorar su juego de conjunto, no es jugar mejor que Brasil y obviamente no es “Jugar como nunca”, sino Ganar a secas. Sólo así ellos entenderán la importancia no sólo de obtener una victoria, sino de trascender a cualquier costo. Pues esto es lo que separa a los eternos competidores de los ganadores por costumbre.

Acerca de naufig

Blogger y músico de tiempo completo, egolatra de profesión
Esta entrada fue publicada en Futbol y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Aprender a ganar

  1. Manguito dijo:

    Pues sí, creo que los mexicanos ya tienen esos significantes de que el equipo siempre perderá, pero aún así siguen llenando los estadios, agotando boletos y yendo a lugares lejanos para ir a ver a su equipo y sobre todo cuando es la selección, en fin, si se necesita hacer algo es cambiar lo que han estado haciendo ya que si llevan haciéndolo por tanto tiempo y no les ha dado resultados quiere decir que está mal. No sabemos qué vaya a suceder pero de todas formas estaremos al pendiente.
    ¡Buen post!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s