Two and a half Kelso


And now: That 70's show.... wait!!!

Cuando me enteré de que Charlie Sheen saldría de Two and a half men no pude más que lamentarme. La serie había sido de mis consentidas por cerca de 7 u 8 años y en ese momento, uno de los pilares sobre los que se sostenía todo el humor de la serie ya no estaría más.

No discutiré si el despido de la estrella de la serie fue justificado o no, pues al final los únicos que lo saben son aquellos que tenían que trabajar con él.

Algunos nombres se barajaron para reemplazar a Sheen, entre lo que destacó John Stamos, elección que no se me hacía del todo errónea, pues él tiene ya algunas tablas en series de comedias y el encanto suficiente, quizá no para llenar los zapatos de su antecesor, pero sí para darle un giro diferente y añadirle su toque personal a la serie. Sin embargo todo bien valió dos pedazos de nada.

Tras la expectación, finalmente los productores anunciaron que el encargado de suplir a Charlie sería nada más y nada menos Ashton Kutcher y fue el momento en todos nos dimos la vuelta, salimos al sol y nos dispusimos a tratar de llenar con un poco de vida real el espacio que dejaría la serie en un futuro.

¿Por qué ser tan duro con Ashton cuando todavía ni siquiera habían empezado las grabaciones, si Ashton tiene el tipo de galan, cierto carisma y ha mostrado talento para las series de comedia, sólo basta recordar That 70’s show? Sencillo.

Ashton ha terminado por encasillarse en papeles del idiota simplón, cuya cabeza llena de aire no es capaz de discernir entre un plato de sopa y uno de naftalina con cerillos; así lo vimos como Michael Kelso en “That 70’s show” o como Jesse Montgomery en “Dude, where is my car?”, y cuando intenta cambiar de papel, lo hace para filmar una sosa comedia romántica o dar una actuación “seria” poco conviencente.

Ashton me cae bien, es simpático, carismático, bien parecido, pero desde mi punto de vista en ese momento, él no tenía la capacidad de cargar con el peso de la serie. Sin embargo le concedí el beneficio de la duda. Iluso de mí.

La fecha marcada en calendario anunciaba un esperado 19 de septiembre, día en el que la nueva temporada se estrenaría para Estados Unidos. Previo a tan esperado suceso los rumores y dudas alimentadas por la prensa no se hicieron esperar. Todo apuntaba a que matarían a Charlie Harper, ¿quién sería el cupable? ¿Cómo harían para que Alan y Jake convivieran con Walden (así se llamaría el personaje que interpreta Ashton)? ¿Qué carajo pasaría con todos aquellos idiotas que siguen esperando algo de una serie que muy seguramente ya tiene fecha de caducidad? Y es lo que nos lleva hasta el día de hoy.

Gracias a mi memoria de boxeador en retiro, no recordé la fecha del estreno sino hasta una semana después, o sea ayer. Así que me puse a buscar en internet el capítulo estreno de la nueva temporada y no tardé mucho en encontrarlo. Al mal paso darle penicilina.

El inicio nos muestra un funeral con la familia y amigos de Charlie reunidos, acompañados por todas aquellas novias que pasaron por la serie, todas y cada una de ellas con algo que reprocharle al ahora occiso, más de una con visitas indeseadas en ciertas partes pudendas. Los gags estaban divertidos. Jon Cryer (Alan Harper) todavía funciona,  Conchata Ferrel (Berta) puede todavía hacer que me doble de la risa y de hecho se ha convertido en mi personaje favorito y Holland Taylor ni se diga. El único pero hasta ese momento seguía siendo el adolescente insípido y sin gracia en que se ha convertido Angus T. Jones (Jake), en serio, desde que dejó de ser el niñito rechoncho simpaticón su carisma empezó a decaer para convertirse en una plasta viviente cuyo únicop chiste es tirarse pedos a diestra y siniestra, algo así como yo pero en güerito. Todo bien hasta ese momento, la escena del funeral funciona bien. Peeeeero todo tiene bien a valer madres cuando empiezan los malditos “eye candy’s”.

Tanto se ha esforzado Warner por evitar que la serie pierda audiencia ante la salida de Charlie Sheen, que prepararon un capítulo con las clásicas estrellas invitadas predestinadas al aplauso fácil y la risa simplona. Aparecen en escena el mismísimo John Stamos y… ¿los protagonistas de “Dharma y Greg”? ¿alguien se acuerda de esa serie? Yo no, principalmente por el hecho de que Jenna Elfman (Dharma) tiene la gracia de un tornillo oxidado clavado en el dedo gordo del pie.

Y de repente hace su aparición nuestro buen amigo Walden Schimidit (Ashton Kutcher). El silencio se apodera de la sala, la tensión se siente en el aire, interrumpo mi comilona de palomitas  atascadas con salsa valentina, mientras aguardo expectante lo que va a pasar y entonces… todo se va directo al drenaje. Nos tenemos que recetar a Ashton en el mismo papel de idiota inmaduro proclive a los chistes simplones y/o escatológicos. Ah, pero ahora es rico goeeee y tiene problemas con su esposa goeee y va a salir desnudo ¾ partes del tiempo para que las mujeres se den el cautinazo y se refuerce la idea de que es el nuevo galán del barrio goeee.

Lo repito, todos lo demás sigue bien, puedo aventarme los gags de Alan y su madre reirme bastante, pero de repente aparece Ashton y las risas se convierten en sonrisas forzadas y chistes simplones. Es más, hasta se siente que Jon Cryer se esfuerza más por sacar la escena a flote.

Lo único que me quedaba por descubrir hasta el día de hoy era como iban a lograr que Alan se mudara con Walden, para mi fortuna no fue la forma estúpida que me había imaginado, pero no echen campanas al vuelo, su opción no fue mucho mejor.

Podrán decir que Charlie Harper era Charlie Sheen interpretándose a sí mismo, pero funcionaba y era el alma de la serie, vamos, el hecho de interpretarse a sí mismo en una serie de comedia no es malo, pues le funcionó a los seis protagonistas de “Friends”, inclusive al mismo Ashton en la ya rementada “That 70’s show”, pero el hecho de que te funcione una vez no significa que te va a funcionar siempre —como bien nos lo puede confirmar Jennifer Aniston o Matt Le Blanc—. No sé qué va a pasar con la serie, pero ténganlo por seguro que mis martes de 8:00 a 8:30 p.m. no volverán a ser los mismos de hoy en adelante.

Anuncios

Acerca de naufig

Blogger y músico de tiempo completo, egolatra de profesión
Esta entrada fue publicada en Televisión y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Two and a half Kelso

  1. el jara dijo:

    Yo no he visto el capítulo y estaba reacio pero cada comentario y review
    me confirman que no debo hacerlo.
    A mi ASHTON ni como Kelso me cae bien. Creo que el único papel
    que le he visto representar decorosamente es en “El efecto mariposa”
    De ahí… ni como ayudarle. Bueno, con decirte que ni Amigos con Derechos,
    me mantuvo interesado y eso que tiene a NATALIE PORTMAN DE JARA.

    John Stamos se me hubiera hecho un sustituto digno. En Full House hacia
    un papel muy bueno de intento de rockstar. Pero Ashton…. paso.

  2. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

  3. Wukong dijo:

    Charros carnal, desde que se anunció la salida de sheen, me di cuenta que era el final de la serie, seguro irá en picada y seguro con la reconciliación de warner y sheen algo intentarán.
    Pero al menos nos quedamos con 8 temporadas muy buenas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s