This is not a dancing album


Músicos de respeto

Músicos de respeto

En algún punto de nuestra vida, a todos nos llega el momento de demostrar de lo que estamos hechos, quiénes somos y a dónde podemos llegar. No importa lo que hayamos vivido o superado anteriormente. Son esos puntos los que definen cuáles son nuestros límites y si somos capaces de superarlos.

Daft Punk, hasta ahora, eran conocidos como un dueto francés que toca música electrónica “divertida”. ¿Quieres ponerte de buen humor? Mete Aerodinamyc a tu iPod y disfruta. Around the World, Robot Rock y Harder, better, faster, stronger ayudaron a etiquetar a los franceses como músicos que hacen música divertida. ¿Qué esperábamos de su próximo disco? Obviamente algo divertido que nos hiciera mover el pie y la cabeza al ritmo de la música y, en el momento que presentaron Get Lucky creímos que eso habíamos obtenido.

Empezó la máquina mercadológica a trabajar, un video cuidadosamente producido, una tonada pegajosa y una portada “retro-minimalista” fueron suficientes para que todos empezáramos a mojar el calzón. Los records comenzaron a caer. 8 millones de reproducciones en Spotify y casi 41 millones de visitas en Youtube, que se traducen en millones de descargas en iTunes y que se transforman en un montón de dinero.

¿Y el resto del disco apá? Aquí es donde la puerca comienza a torcer el rabo. Todos nos fuimos con la finta de lo que es Get Lucky y pensamos que Random Access Memory sería más de lo mismo, pero no. Éste es un disco difícil, lento en muchos lapsos y multipolar en sus emociones. Es aquí donde la decepción  tocó a todos aquellos que tenían ganas de bailar al ritmo del funk que nos había dado a probar su colaboración con Pharrell Williams y Nile Rogers.

Los rants y las desacreditaciones no se hicieron esperar, al oído del público, Daft Punk hizo un disco que aburre al tercer track. ¿Acaso Daft Punk fracasó? ¿Random Access Memory es un disco decepcionante? Desde mi punto de vista no.

El momento ‘Make it or break it’ llegó para los franceses… y ellos decidieron romperlo. De habernos entregado otro Aerodinamyc, todo el mundo hubiera pensado “está chido el disco, no es nada nuevo, pero es lo que se espera de Daft Punk”, hubieran vendido más discos y en medio año todo el mundo se habría olvidado del asunto. Daft Punk se hubiera tatuado de forma permanente la etiqueta de “Música divertida”.

En lugar de ello se la jugaron y… a la vez se aventaron un lujo. Le entregaron a la disquera lo que quería, un sencillo que partiera impresionantes cantidades de madre en las listas de popularidad y, abajito del agua, hicieron un disco que nos debe recordar a todo mundo que antes de ser DJs que pueden hacer bailar hasta a Lucerito, son unos músicos increíbles.

Random Access Memory es el disco que Daft Punk hizo para Daft punk. Punto. Si quieren escuchar que hay más allá de los cascos, las pirámides de luces y los vocoders, atrévanse a quitarse los prejuicios que se habían formado alrededor de ellos y escuchar, sí un disco difícil, pero que demuestra el lado más artístico y orgánico del dueto. Para el resto de la audiencia ahí está Get Lucky, pueden reproducirla hasta que se harten y la cambien por el próximo sencillo de Usher o quien les plazca.

Si de algo sirve la analogía, escuchar el Random Access Memory es como ver The American, no esperes mucha acción, tienes que sentarte y contemplar cada aspecto, cada gesto para encontrar su verdadera belleza. Y el potencial artístico que hay detrás de una máquina de hacer dinero (en el caso de The American, esta máquina se llama George Clooney).

Es cierto que éste no es el mejor trabajo de los franceses, el disco tiene momentos en que se cae y te saca de onda; pero es lo que necesitábamos escuchar de Daft Punk. Les aseguro que ninguno de nosotros sabrá que esperar de su próximo trabajo de estudio y creo que eso es lo que querían lograr. Un disco que elimina las etiquetas que sobre ellos pesaban y nos muestra el amor que tienen por lo que hacen, tocar música. Si hubieran querido satisfacer al mercado, hubieran entregado un solo track de 45 minutos titulado Get Lucky.

No se confundan, también estoy loco con Get Lucky y la escucharé hasta el hartazgo, pero de vez en cuando también desempolvaré el Random Access Memory, esperando el momento en que decidan lanzar otro álbum demuestre lo que han aprendido como los geniales músicos que son.

Hay que tener muchos huevos para romper los paradigmas que se forman alrededor de ti.

Anuncios

Acerca de naufig

Blogger y músico de tiempo completo, egolatra de profesión
Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a This is not a dancing album

  1. maxblume dijo:

    No los he escuchado, pero gracias a tu excelente reseña me animaréa hacerlo. Un abrazo! — Max Blume

  2. Mr. Red dijo:

    Me gustó mucho el disco, no me aburre. Y sí es diferente a lo que han hecho, y eso es lo chingón, pienso que en música electrónica, es fácil volverse repetitivo, para mí ellos no lo son. Ese disco lo demuestra.

  3. Tamagochii dijo:

    Con Giorgio Moroder en su disco. pfff
    Clases de historia musical para el neófito de la música,
    Es Música del futuro, Pocos lo entienden.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s